Como mamá seguramente has escuchado de los beneficios de aplica el método Montessori en el hogar. Esta práctica se caracteriza por crear ambientes en donde el orden, la estética, la simpleza y la naturalidad se conjugan, favoreciendo el aprendizaje de los pequeños.

Tanto el aula como la habitación Montessori ofrecen al pequeño la oportunidad de realizar trabajos interesantes, elegidos libremente que les permiten desarrollar habilidades básicas. Gracias a los materiales, el niño se hace responsable de su propio aprendizaje.

Para crear tu habitación bajo esta filosofía, te sugerimos colocar:

Camas: a ras de piso que permitan que el niño acceda libremente a ella y duerma sin riesgo de caerse.

Estantería accesible: deja que los pequeños tengan sus pertenencias de manera visible y sobre todo a su alcance. En el caso de la ropa, les permite hacer la elección de lo que desean vestir.

Pizarrón en la pared para alimentar su creatividad y que esté consiente de que ese espacio es el permitido para pintar, rayar o colorear.

Colores neutros: la filosofía Montessori recomienda utilizar colores claros para no sobre estimular los sentidos de los niños.

Si deseas muebles con diseños Montessori, te invitamos a conocer el catálogo que manejamos en Garabatum.  

Con información de:

http://www.pequefelicidad.com

https://www.fundacionmontessori.org

http://www.pequefelicidad.com